Tonatiuh: dios del sol azteca

La mitología azteca es un rico y fascinante sistema de creencias que abarca una amplia gama de dioses y deidades. Uno de los más prominentes entre ellos es Tonatiuh, el dios del sol. En esta ocasión, exploraremos la figura de Tonatiuh, su importancia dentro de la cosmovisión azteca y las historias asociadas con su divinidad.

¿Quién es Tonatiuh?

Tonatiuh, cuyo nombre en náhuatl significa «el que va por el camino del sol», es venerado como la personificación del sol en la mitología azteca. Se le representa como un poderoso guerrero, de piel dorada y radiante, con rayos de sol que irradian de su cabeza en forma de llamas. Sus ojos están representados como dos círculos rojos y se cree que su poder divino permite que el sol se mueva por el cielo diariamente.

Dibujo de Tonatiuh en el Codex Borgia
Dibujo de Tonatiuh en el Codex Borgia

Significado y origen de Tonatiuh

La etimología del nombre «Tonatiuh» proviene del idioma náhuatl, la lengua hablada por los aztecas y otros pueblos mesoamericanos. En náhuatl, «tonatiuh» está compuesto por dos elementos principales: «tonati» y «uh».

El término «tonati» se refiere al sol, mientras que «uh» es un sufijo que denota divinidad o ser supremo. Por lo tanto, «Tonatiuh» se traduce como «el que va por el camino del sol» o «el que es divino y solar».

Esta etimología refleja la importancia y la centralidad que los aztecas le atribuían al sol en su cosmovisión. Consideraban al sol como una deidad suprema, responsable de la vida, el movimiento y el ciclo del tiempo. El nombre «Tonatiuh» encapsula esta divinidad solar y su conexión con la existencia y el orden del mundo según la mitología azteca.

El quinto sol azteca

Según la mitología azteca, Tonatiuh es el gobernante del quinto sol, que es la era actual en la que vivimos. Los aztecas creían que el mundo había pasado por cuatro eras anteriores, cada una de las cuales había sido destruida y reconstruida por diferentes dioses. Tonatiuh es el dios responsable de mantener y proteger esta era actual.

<yoastmark class=

Tonatiuh en el calendario azteca

El papel de Tonatiuh en el calendario azteca es de suma importancia. Su imagen aparece en el calendario solar azteca, conocido como el «Tonalpohualli». Cada día del calendario está asociado con una deidad específica, y Tonatiuh preside el día «4 Ollin» (Movimiento). Se creía que los días bajo el dominio de Tonatiuh eran propicios para realizar actividades relacionadas con la guerra, la justicia y el sacrificio ritual.

El sacrificio humano en honor a Tonatiuh

Tonatiuh era considerado un dios sediento de sangre y se creía que requería sacrificios humanos para mantener su fuerza y energía. Los aztecas llevaban a cabo rituales de sacrificio humano en honor a Tonatiuh con el fin de asegurar su continuo movimiento a través del cielo. Estos sacrificios eran realizados en grandes templos y consistían en arrancar el corazón de los prisioneros de guerra o de los cautivos, ofreciéndoselo como tributo al dios del sol.

Historia de Tonatiuh

Existen varias leyendas y mitos asociados con Tonatiuh en la mitología azteca. Una de ellas cuenta la historia del nacimiento de Tonatiuh como resultado del sacrificio de los dioses anteriores en el quinto sol. Se dice que los dioses se sacrificaron a sí mismos para crear el sol y mantener la existencia del mundo.

Otra leyenda popular es la del encuentro entre Tonatiuh y Quetzalcóatl, la serpiente emplumada. Según la historia, Tonatiuh desafió a Quetzalcóatl a un juego de pelota divino, en el cual Tonatiuh fue derrotado y se vio obligado a abandonar su trono durante un periodo de tiempo.

Legado y Significado

Tonatiuh sigue siendo una figura venerado y relevante en la cultura mexicana y en el estudio de la mitología azteca. Su importancia radica en su papel como el dios que otorga vida y luz al mundo, así como en su relación con la guerra y la justicia.

El culto a Tonatiuh también se extendió más allá de los límites aztecas. Otros pueblos mesoamericanos, como los toltecas y los mayas, también reconocieron su influencia y le rindieron homenaje en sus propias tradiciones religiosas.

En la actualidad, Tonatiuh ha dejado un legado perdurable en la cultura mexicana. Su imagen y su nombre continúan siendo utilizados en diversos contextos, desde el arte y la literatura hasta los nombres de lugares y eventos. Además, la veneración y la fascinación por el sol como fuente de vida y poder persisten en la cosmovisión de muchas comunidades mexicanas.

El estudio de la mitología azteca y de figuras como Tonatiuh nos permite comprender la rica y compleja cosmovisión de esta antigua civilización. A través de sus creencias y rituales, podemos explorar las profundidades de la espiritualidad y la visión del mundo de los aztecas, y apreciar la importancia que dieron al sol y a la continuidad del tiempo y la existencia.

Autor

    por
  • Jennifer

    Soy Jennifer, Creadora de Dioses Y Diosas. Me encanta la mitología desde muy pequeña, he invertido mi tiempo en aprender sobre el tema por mi cuenta. En Dioses y Diosas comparto curiosidades sobre la mitología que ha fascinado a la humanidad durante siglos en un formato fácil de entender para cualquier persona.

Comparte

Deja un comentario